10 Consejo para evitar un mal viaje con psicodélicos

La palabra psicodelia proviene del griego psychē, que significa alma, mente, y dēloun, que significa revelar. Las sustancias psicodélicas pueden ser naturales o sintéticas. Entre estas los más conocidos son el LSD, la psilocibina, la mescalina, y el DMT.

Si llegaste hasta aquí es porque decidiste consumir alguna sustancia psicodélica o has tenido alguna experiencia que de pronto no fue tan placentera. Por esa razón te damos 10 consejos para que tu próxima experiencia sea todo lo que esperas .

  1. Crea un ambiente donde te sientas seguro: Los psicodélicos magnifican la mentalidad que tienes al entrar en la experiencia. Si estás relajado, es menos probable que tengas un mal viaje. Algunas personas prefieren un ambiente cerrado bajo el cuidado de un terapeuta. Otros pueden sentirse más seguros en la naturaleza rodeados de personas que aman.
  2. Crea un ambiente donde estés seguro: cuando ingieres un psicodélico, te intoxicas. Procura estar en un ambiente seguro, eso quiere decir, con personas sobrias que se asegurarán de que no este en peligro y puedas obtener asistencia médica si es necesario.
  3. Tienes que estar bien informado y saber lo que estas haciendo: si decidiste probar, por favor infórmate de lo que vas hacer y que implica. Te recomendamos leer los informes de viaje en Erowid.org o un libro sobre psicodélicos, como la Guía del Explorador Psicodélico de James Fadiman.
  4. Diferencia y entiende que un viaje difícil no es lo mismo que uno malo: durante una experiencia psicodélica, puede enfrentarte a tus propios miedos subconscientes y sentimientos reprimidos. Prepárate para lidiar con tus problemas. Incluso un viaje difícil puede ser terapéutico, catártico o francamente trascendente.
  5. A pesar de todo, es posible que tenga un mal viaje, así que debes saber lo que esto significa: los malos viajes son experiencias definidas por ansiedades, miedos u otras emociones negativas poderosas que no tienen una base en la realidad. Tenga en cuenta que esto puede suceder. Recuerda, es importante tener a alguien cerca que pueda ayudarte a relajar.
  6. Esta con alguien que te ayude a superar tus ansiedades y problemas: Esta persona “podría ser un terapeuta, amigo o voluntario de Zendo”, dice Shannon Clare Petitt, terapeuta de MAPS y coordinadora del Proyecto Zendo. Idealmente, esta persona debería tener experiencia con psicodélicos para que pueda relacionarse con lo que sea que estes sintiendo.
  7. Ten en cuenta los riesgos para la salud de tomar LSD y psilocibina: Si tiene antecedentes personales o familiares de enfermedad mental grave, tomar un medicamento psicodélico como el LSD o la psilocibina podría ser perjudicial. Los psicodélicos pueden traer a la superficie problemas psicológicos latentes, como la esquizofrenia. Sentirse bajo los efectos de los psicodélicos también puede ser peligroso para las personas con afecciones cardíacas o presión arterial alta. Hay informes de malos viajes que causan síntomas similares al TEPT. Las personas con antecedentes de trauma o que tienen un mayor riesgo de suicidio deben ser monitoreadas y contenidas cuidadosamente durante sus experiencias. Es posible que desee consultar con un profesional de la salud antes de hacer el viaje.
  8. La dosificación es importante: Una forma de aumentar las posibilidades de un mal viaje es tomar una dosis para la que no estás preparado. Petitt informa que “en muchos casos, menos es más”. Visite Erowid.org para obtener más información sobre las diversas sustancias psicodélicas.
  9. Sepa lo que está tomando: Aunque no es un sistema infalible, muchos psicodélicos se pueden probar usando kits comprados en sitios como BunkPolice.com o DanceSafe.org.
  10. Disfruta la experiencia: Petitt resume esta última parte con un dicho que Zendo usa a menudo: “Confía, déjalo ir, sé abierto”.

Traducido por: Silvia Muñoz Campo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Related Posts
Total
4
Share