Connect with us

Español

La Corte Suprema de México ordena al Ministerio de Salud regular marihuana medicinal

Published

on

Los largos retrasos en las directrices han dejado a los pacientes y productores del país en la oscuridad.

Los jueces de la corte suprema de México están impacientes con la demora de dos años del Ministerio de Salud en la regulación del cannabis medicinal. El miércoles, el tribunal le dijo al ministerio que tiene seis meses para emitir reglas sobre el uso del paciente, emitidas como parte de su fallo en el caso de un niño que busca tratamiento de THC para la epilepsia.

El anuncio se produce casi un año después de que el gobierno del político izquierdista Andrés Manuel López Obrador, también conocido como AMLO, propusiera una legislación para regular tanto las industrias de marihuana medicinal como recreativa, pero ese plan no ha visto mucho movimiento desde su anuncio.

No es la primera vez que el ministerio recibe instrucciones para elaborar los reglamentos para la industria médica. En 2017, cuando el cannabis medicinal se legalizó por primera vez en México, se le dijo al ministerio que tenía medio año para codificar la distribución y el uso de la droga. La demora ha dejado a los pacientes y proveedores de cannabis en gran medida en la oscuridad sobre sus derechos para comprar y vender hierba medicinal, no obstante algunas compañías han comenzado a ofrecer sus productos en el país.

México se ha quedado mucho tiempo en una zona gris con respecto a las políticas hacia la marihuana. Muchos tenían grandes esperanzas de que AMLO legalizara rápidamente el cannabis. Aunque el presidente promocionó la reforma del cannabis como un aspecto de su plan para combatir las tasas de criminalidad que se disparan en el país, los mexicanos han visto pocos movimientos tangibles hacia la regulación.

La mejor esperanza del país para la legalización parece ser el plan que la ministra del Interior de AMLO, Olga Sánchez Cordero, propuso el otoño pasado. El proyecto de ley cruza la línea entre las fuerzas del libre mercado y las preocupaciones de salud pública. Prohibiría la publicidad de marihuana y establecería el Instituto Mexicano de Regulación y Control del Cannabis, una agencia para manejar las licencias, los límites de THC y CBD, y dictaría qué tipos de productos de marihuana podrían estar disponibles para los consumidores.

La legislación propuesta de Sánchez Cordero también permitiría operaciones de cultivo doméstico registradas, con individuos autorizados a cultivar 20 plantas para un rendimiento total de 480 gramos cada año. Incluye subsidios para cooperativas de cannabis, grupos autorizados para proporcionar hasta 480 gramos de marihuana a un total de dos a 150 miembros por año.

El año pasado, la corte suprema del país dictaminó que la prohibición del cannabis viola el derecho del individuo a desarrollar su personalidad. Ese fallo declaró que los legisladores tienen hasta octubre de 2019 para aprobar una legislación que regule la marihuana tanto recreativa como medicinal.

En previsión de ese plazo, el gobierno convocó sesiones de “parlamento abierto” en la Ciudad de México los días 12, 14 y 16 de agosto en las que se invita a los ciudadanos a que intervengan en el proceso, lo que implicará la consideración del plan de Sánchez Cordero y Varias otras propuestas legislativas que se han introducido en los últimos años.

El gobierno también ha publicado un sitio web donde los ciudadanos mexicanos que no pueden asistir a las sesiones puedan dejar su opinión sobre la legalización de la marihuana, que será utilizada por las cuatro comisiones parlamentarias a cargo de la creación de legislación reguladora. El sitio enfatiza los aspectos de los derechos humanos y la salud pública del debate, así como la necesidad de evitar el abuso de drogas.

Trending