Conocé a Warren Bobrow, el Famoso Mixólogo Norteamericano que Hace Tragos con THC

Entrevista exclusiva de ElPlanteo.com al mixólogo norteamericano Warren Bobrow, autor de Cannabis Cocktails, Mocktails & Tonics: The Art of Spirited Drinks and Buzz-Worthy Libations.
Warren Bobrow

Nota por Hernán Panessi publicada originalmente en El Planteo. Más artículos por El Planteo en High Times en Español.

Síguenos en Instagram (@El.Planteo) y Twitter (@ElPlanteo).

Warren Bobrow tenía apenas 5 años cuando probó un cóctel por primera vez. Fue una copita de jerez mezclada con ginger-ale y una aceituna salada en Barcelona, España, junto a sus padres. “Recuerdo que hacía mucho calor y la cualidad refrescante de la bebida ‘para niños’ se me ha quedado grabada en el cerebro hasta el día de hoy”, cuenta el mixólogo, chef y escritor conocido por Cocktail Whisperer y autor de Cannabis Cocktails, Mocktails & Tonics: The Art of Spirited Drinks and Buzz-Worthy Libations.

warren bobrow tragos cocktails cannabis thc marihuana
El libro de tragos con THC de Warren Bobrow

El recuerdo de esa bebida se convirtió en una compleja, insólita e inesperada introducción a la mixología. “Aunque estuviera hecho para un niño, seguía siendo un cóctel”, apunta Bobrow.

Y, en su vida, una cosa llevó a la otra: fue lavaplatos, estudió en la escuela culinaria, se convirtió en chef, trabajó en restaurantes de todo tipo, se volvió un reputado barman y hasta fue nominado a los Spirited Awards – Tales of the Cocktail Fundation, reconocidos premios de la industria. Escribió seis libros de mixología y cientos de artículos en revistas de todo el mundo. “Ha sido una vida muy ocupada”.

Contenido relacionado: Todo lo que Necesitas Saber sobre la Cerveza de Cáñamo

Así las cosas, esa “vida ocupada” está ungida en el juego, en las pruebas y en la innovación. Pero, curiosamente, sostiene sus decisiones profesionales en base a cierta simplicidad. “Un cóctel bien mezclado no debería tener una plétora de ingredientes dispares”, reconoce.

Sus primeras experiencias

En ese sentido, desde sus 16 años que empezó a investigar en el mundo del cannabis en las bebidas. Y aquel puntapié inicial también estuvo sujeto a una especie de carambola: de adolescente, compró unos brownies de faso horribles en el Washington Square Park de Nueva York. Llegó a su casa, los pasó por la licuadora, les tiró encima un montón de licor de chocolate y helado de chocolate. Y… ¡Boom!

“Estaba con unos amigos y quedamos muy drogados y borrachos”.

En su momento, cuando escribió su primer libro, Apothecary Cocktails: Restorative Drinks from Yesterday and Today, publicado en el año 2013, su editor de aquel entonces no le permitió incluir temáticas cannábicas.

warren bobrow tragos cocktails cannabis thc marihuana

Con el tiempo, esa tendencia se fue revirtiendo y el cannabis fue tomando un lugar más preponderante en su bibliografía.

Pero su vínculo con el cannabis no se dio en su etapa investigativa, sino que tiene una ligazón atávica: su abuelo tenía una botánica en la que fabricaba productos farmacéuticos. “No eran más que aceites de serpiente, pero yo siento que hay una correlación”, confiesa.

El famoso cóctel con THC

Entre los cócteles con cannabis más populares se yergue el Mezzrole, que se vende exclusivamente en California, Estados Unidos.

¿Qué es el Mezzrole? Una combinación de pequeñas limas del Caribe francés en un puré, mezclado con un toque de vinagre japonés en una versión ácida y herbácea. Una base de jarabe de jengibre muy picante de Pickett’s oriundo de Denver, Colorado. “El mejor concentrado de cerveza de jengibre del mundo, y he probado muchos durante mi investigación”, señala.

Contenido relacionado: Conocé ‘La Casa Grande’, el Restaurante Cannábico Más Mágico de El Bolsón

El cóctel sigue con una base de Agricole de 100 grados, una creación artesanal de nanotecnología de THC. Eso incluye unos 10 miligramos de THC, de una cepa llamada Hippie Crasher.

“Es un trago realmente revolucionario y repleto de terpenos”, confiesa.

Mezzrole, re loco

A la sazón, el Mezzrole es una creación de Bobrow cuyo objetivo es dejar re loco a sus bebedores. “No quedás destruido, pero no es muy diferente a la versión social de fumar un porro. Eso sí, sin el molesto humo que anuncia tu presencia”, asegura el mixólogo.

Y continúa: “Quería construir un cóctel de THC que te permitiera llevar adelante todas las interacciones sociales de la planta sin condenarte al ostracismo social de los no fumadores. Estoy ofreciendo la experiencia completa del cannabis en un cóctel bien construido, que realmente huele como una flor de cannabis bien curada”.

Entre los tragos con cannabis más arriesgados aparece el que hizo durante su aparición en Viceland. “Me pidieron que hiciera un cóctel de CBD/THC que pudieran sentir”.

Allí, envalentonado por la sugerencia de la producción, mezcló una botella de whisky bourbon puro de barril con una porción de zumo de naranja asada, pomelo rubí con amargo de angostura y refresco italiano de naranja. Además, le agregó unos 250 mg de THC y CBD.

“Se encendieron un poco”, bromea Warren.

Buenas y malas, malas y buenas

Inminentemente, su libro Apothecary Cocktails está por llegar a su quinta reimpresión.

Sin embargo, no todas son buenas noticias para Bobrow: “La parte mala es que me incluyeron en la lista negra de la industria del licor, por lo que hubo una gran animosidad y miedo hacia mí. Injustamente, la verdad. Pero ese fue una especie de final para mi carrera. Aunque, en abstracto, no fue lo que acabó con mi carrera”.

¿¡Cómo!? ¿Warren Bobrow se retiró de las barras?

Tuve que hacerlo por mi salud. Engordé mucho trabajando como embajador de marcas de bebidas alcohólicas artesanales fuera de los establecimientos y como juez de ron para el Ministerio del Ron y el Rum XP.  Mi trabajo consistía en emborrachar a la gente con los mejores licores del mundo, con las recetas de mis libros y la experiencia que me proporcionaba el hecho de trabajar para Chris James en el Ryland Inn como ayudante de bar”, devela.

Contenido relacionado: Alimentación, Cannabis y Paranoia con Narda Lepes

“¡No es un trabajo fácil!”, tira, entre chistes, a sus 61 años.

En la actualidad, Warren dirige la empresa productora de Klaus, una bebida ready-to-drink infusionada en cannabis, y despunta el vicio de la divulgación escribiendo con regularidad para las revistas Skunk, Cannabis Cactus y Different Leaf.

—La primera vez que bebiste un trago con cannabis fue durante aquella anécdota que contaste en la que tenías unos 16 años. Ahora bien, ¿cuándo fue la última?

—Mmmhhh… La última vez fue la otra noche. La experiencia fue, justamente, con Klauss, mi bebida. No quería beber ninguna de las aguas carbonatadas con sabor a caramelo, ni los jarabes. Son demasiado dulces, no me gustan. Por eso mi bebida no es dulce, ni mucho menos: es ácida y bien equilibrada.

THC prohibido, bienvenido el THC

Mientras tanto, el universo de la coctelería profesional mira con cierto recelo el mundo del cannabis. Es que, por estos días, el consumo de THC mezclado con bebidas alcohólicas es ilegal en Estados Unidos (a excepción de California). Por eso, sus tragos no están disponibles en los bares norteamericanos.

Contenido relacionado: Cocinar con Marihuana: una Guía para Principiantes

Entre sus próximas creaciones, Bobrow planea hacer una nueva versión del clásico Zombie, un cóctel compuesto por diversos tipos de brandy y ron mezclados con diversos tipos de jugos frutales. El cóctel contará con detalles provenientes de una cepa sativa que “hará que quieras bailar bossa nova”.

En su caso, el famoso mixólogo consume cannabis de manera medicinal porque padece de glaucoma y la marihuana le “preserva la visión”. Asimismo, reconoce que le gusta “estar re locoporque le hace “sentir inspiración” y le permite escribir, abrir el cerebro y, según afirma, desbloquear su tercer ojo. “Por varios motivos, el cannabis forma parte de mi vida”.

Total
1
Shares
Leave a Reply

Your email address will not be published.

Related Posts
Total
1
Share